Reclamos de políticas para la atención de las adicciones.

Locales 10/10/2018 Por
Daniel Trabalón, diputado, opino: sobre las consecuencias del cierre del Programa de Salud Mental.

trabalon(1)
Daniel Trabalón, diputado del Frente Grande que se reunió con los trabajadores del programa Salud Mental preocupados por su futuro.

De los 88 trabajadores que contaba el programa nacional de Salud Mental en 2015, hoy solo quedan 26, de los cuales más allá de la cuestión numérica que habla de la importancia que tiene la propuesta para las esferas nacionales padecen la falta del cobro de sus haberes desde febrero y el destrato llega a que le comunicaron por la red Whatsapp que solo se mantendrá el vínculo laboral hasta diciembre.

Hoy es el Día Mundial de la Salud Mental y en la provincia los trabajadores nada tienen para celebrar, en la semana llevaron su preocupación por lo que será su futuro a los legisladores Daniel Trabalón y Gladis Cristaldo, quienes se comprometieron a analizar con el Ejecutivo alternativas para la continuidad del programa.

La sociedad reclama una política de adicciones y lo que estamos observando es el desguace de un programa de excelentes resultados
‘Desde 2015 se viene dando un achicamiento sistemático que lleva al vaciamiento del programa hay una situación de mucha gravedad e incertidumbre‘, señaló el legislador del Frente Grande en diálogo con Radio Universidad.Para el legislador, se trata de un tema de mucha sensibilidad si se tiene en cuenta que no abundan espacios públicos para el tratamiento de aquellos que padecen consumos problemáticos. ‘La sociedad reclama una política de adicciones y lo que estamos observando es el desguace de un programa de excelentes resultados en materia de prevención y promoción de la salud‘, indicó.

DESJERARQUIZA LA POLÍTICA SANITARIA

El diputado señaló que el cierre de Salud Mental es quizás la cara más visible de lo que entiende es la decisión del gobierno central en materia sanitaria a partir de bajarle el rango de Ministerio a Secretaría. ‘La decisión es desjerarquizar la política sanitaria a nivel nacional y los efectos se sienten en la provincia con una cuestión tan delicada como las adicciones‘, comentó para poner como ejemplo las demoras administrativas que se dan a partir de la pérdida de autonomía como ministerio.

Finalmente, marcó que la eliminación del programa va en contra de lo que versa en la Ley Nacional de Salud Mental de 2010, porque representa dejar sin atención a una importante número de pacientes en toda la provincia, como también se pierde la contención que existía con los familiares.

 

La Provincia puede valorar la experiencia
Si se tiene en cuenta que se trata de un grupo de trabajadores de diversas ramas que se complementan entre sí para lograr un trabajo conjunto basado en paradigma que tienen a la institucionalización como último recurso para el tratamiento de adicciones y si a ello se agrega la vasta experiencia territorial, Trabalón entiende que es tan importante el resguardo de la fuente laboral como garantizar la continuidad del programa.

‘Vamos a presentar una iniciativa parlamentaria con la diputada Gladis Cristaldo para que la Provincia los incorpore en la Dirección de Salud Mental a este grupo de trabajadores, porque creemos que estamos desperdiciando a personal calificado con comprometido con las políticas de salud‘, expresó.